HISTORIA UNIVERSAL

El HUT reúne en agosto de 2007 a 100000 personas en Yakarta en favor de un Califato desde Indonesia a España
«El Califato es un sistema político islámico para establecer la sharía (ley islámica) no sólo para los musulmanes, sino para todo el mundo»

DIARIO DE NAVARRA. Lunes, 13.08.2007. EFE. YAKARTA

Cerca de cien mil voces se unieron ayer, domingo, 12.08.2007, en Yakarta en un clamor que pedía el establecimiento del Califato, un macroestado musulmán regido por la ley islámica que unificaría los territorios islámicos bajo el imperio del sagrado Corán y que abarcaría hasta España. Miles de musulmanes entonaban al unísono consignas como «Alá es grande» y «¡Califato! ¡Califato!», en un estadio de fútbol lleno hasta los topes.

Se celebraba la de fervor islámico con motivo de la Conferencia Internacional del Califato. La reunión fue organizada por Hibz ut Tahrir (HUT, Partido de la Liberación), organización islamista ilegalizada en varios países europeos, norteafricanos y de Oriente Medio por sus posturas extremistas.

Los entusiasmados asistentes hacían la ola como si de un partido de fútbol se tratase, se adornaban con pañuelos palestinos o bufandas verdes con citas del Corán y ondeaban banderas blancas y negras en una fecha que consideran marca el aniversario de la destrucción del Califato, el día 28 rajab de 1428 del calendario islámico, en el que el sultanato otomano llegó a su fin en la actual Turquía.

Según los organizadores, esta es la conferencia con mayor número de asistentes de las celebradas por la HUT en distintas partes del mundo para reclamar el restablecimiento del Califato, un sistema que colocaría a todos los musulmanes bajo un único mandato de un Califa, que gobernaría en base a las leyes islámicas. «El Califato es un sistema político islámico para establecer la sharía (ley islámica) no sólo para los musulmanes, sino para todo el mundo», declaró Ismail Suyanto, portavoz de HUT en Indonesia.


Ismail Suyanto, dirigente de HUT en Indonesia, ante las gradas en Yakarta. ELENA PÉREZ/EFE