La crisis económica iniciada en 2007

Evolución de las bolsas mundiales desde el 11S de 2001 a 2011 a través de las crisis

LIBERTAD DIGITAL Libre mercado 2011-09-12

La bolsa española se encuentra en niveles similares a los registrados la víspera de los atentados del 11-S en EEUU, sin restar la inflación.

La bolsa ganaría el 3,01 por ciento en estos diez años, sin restar la inflación acumulada y tomando como datos las cifras de cierre del día anterior al ataque y del viernes pasado del principal índice del mercado nacional, el IBEX 35.

Las ganancias predominan en este período entre las principales plazas internacionales, con Hong Kong a la cabeza (91,64 por ciento), fruto del enorme crecimiento de la economía China, seguido por el mercado Nasdaq (45,57 por ciento), por el desarrollo del sector tecnológico. Le siguen el Dow Jones de Industriales neoyorquino (14,43 por ciento), Fráncfort (11,13 por ciento), el índice SP 500 (5,64 por ciento) y Londres (3,6 por ciento).

Con pérdidas figuran el índice Euro Stoxx 50 (39,73 por ciento) Milán (33,6 por ciento), París (32,14 por ciento) y Tokio (13,75 por ciento). El precio mínimo de este período se alcanzó en octubre de 2002 por la situación de la economía argentina tras el "corralito", que provocó que la bolsa española bajara a 5.300 puntos, un nivel al que sólo regresaría por la inminencia del ataque a Irak en marzo de 2003, informa Efe.

Gracias a la política monetaria expansiva y al crédito ilimitado, el mercado bursátil español, alimentado por la burbuja inmobiliaria, alcanzó el máximo del decenio en noviembre de 2007, cuando sobrepasó los 16.000 puntos. Este récord histórico llegaba después de que ese verano el mercado padeciera la crisis de confianza y liquidez, que todavía persiste, y casi un año después de que en Estados Unidos surgieran las primeras quiebras bancarias por impagos hipotecarios.

El descalabro de 2008

En estos años, a los retrocesos de 2001 y 2002 siguió un lustro de bonanza en el que la bolsa avanzó el 151,5 por ciento. En 2008 hubo un descalabro bursátil de calado -bajó el 39 por ciento, el peor año de su historia-, al que siguió la recuperación de 2009 -avanzó casi el 30 por ciento-, que culminará, si la bolsa no se endereza a final de año, con un bienio negativo.

La desaparición de Lehman Brothers se convirtió en un suceso crucial en 2008 porque a ella siguió la nacionalización de bancos; las ayudas públicas y la reestructuración del sector financiero; la recesión económica; los estímulos keynesianos; el crecimiento del déficit público y la crisis de la deuda, con el rescate de varios países (Grecia, Irlanda y Portugal) y la quiebra de Islandia.

En estos dos últimos años de crisis, la crisis de deuda pública en la zona euro y las fuertes subidas de los alimentos y las materias primas han ido marcando los acontecimientos. El petróleo Brent ha cuadruplicado su precio -pasó de 28 a 113 dólares por barril-, mientras que la cotización del euro se ha revalorizado algo más del 50 por ciento respecto al dólar, al pasar de 0,9 a 1,37 dólares.