Crónica del siglo XXI

Pamplona rectifica sabiamente y plantea ahora prohibir que las bicicletas vayan por las aceras

DIARIO DE NAVARRA. I.M.M. PAMPLONA Martes, 10 de febrero de 2009

La polémica generada en torno a la circulación de bicicletas por las aceras podría tocar a su fin. El Ayuntamiento de Pamplona ha modificado la nueva ordenanza de tráfico y plantea ahora prohibir que puedan transistar libremente por las aceras de la ciudad. Si lo hacen, el ciclista será sancionado. Es, de momento, el último capítulo de la ordenanza de tráfico, que tendrá todavía que pasar por la junta de gobierno municipal y por el pleno para ser aprobada.

Además, el consistorio deja abierta la puerta a crear un registro de bicicletas de la ciudad y la obligatoriedad de exigir un seguro de responsabilidad civil a los ciclistas.

El Ayuntamiento de Pamplona ha dado este cambio de rumbo después de las alegaciones presentadas al texto que regulaba la circulación de bicicletas que se dio a conocer el pasado otoño y que contemplaba la posibilidad de que las bicicletas pudieran transitar por aceras de más de 4 metros en Pamplona. Desde el consistorio consideran que existía una preocupación ciudadana sobre el asunto y han preferido introducir estas modificaciones.

En la práctica, las bicicletas sólo podrán transitar por paseos, parques (no en zonas verdes) y zonas peatonales, pero existe la posibilidad de que el consistorio delimite espacios para las bicicletas en algunas aceras de la ciudad, en especial en las que disponen de más anchura. En cualquier caso, el peatón siempre tendrá preferencia si se trata de una acera.

El artículo que ha sufrido las modificaciones es el 26. En él se especifica que "excepcionalmente, las bicicletas podrán circular sólo por aquellas aceras que estén debidamente señalizadas" y con una serie de condiciones. En concreto, las bicis deberán ir siguiendo unas marcas que se señalizarán en las aceras y con una distancia de al menos un metro en las maniobras de adelantamiento o de cruce con los peatones. Si el número de peatones no permite mantener un mínimo de un metro entre el ciclista y ellos, el ciclista deberá bajarse de la bicicleta y cruzar andando a pie.

Además, los ciclistas no podrán rebasar los 10 km/h y no podrán efectuar maniobras consideradas "negligentes o temerarias que incidan en la seguridad de los peatones".

Se vuelve a insistir en la obligatoriedad de "echar pie a tierra" cuando las bicis llegan a un paso de peatones, para permitir que los conductores les vean antes de cruzar. Eso sí, no será necesario que el ciclista cruce a pie.

Las 95 alegaciones a la ordenanza (36 han sido aceptadas) habían sido presentadas por 10 organismos y particulares. El consistorio organizó unas jornadas sobre la ordenanza con los colectivos interesados.