Balanzas fiscales con datos de 2005

Los nacionalistas logran que el Gobierno publique las balanzas fiscales e ignore las comerciales
Miranda dice que con la publicación de las balanzas fiscales cae el mito del privilegio de Navarra

LD (Agencias) Martes, 15 de julio de 2008

Los partidos nacionalistas se han salido con la suya. El Ejecutivo ha publicado las balanzas fiscales una semana después de que la Generalidad hiciera lo propio. Olvidándose de las balanzas comerciales, el Ejecutivo dice que Baleares, Madrid, Cataluña y Valencia son las autonomías que más contribuyen a la solidaridad territorial. Un análisis que para los economistas es parcial y subjetivo.

La metodología empleada por el Gobierno para elaborar estas balanzas fiscales, establece que las comunidades autónomas que disponen de una mayor renta per cápita son las que tienen déficit fiscal, es decir, que obtienen de la caja estatal tributaria menos dinero del que pagan sus ciudadanos. Once comunidades autónomas reciben más de lo que dan al Estado mientras ocho ingresan menos de los que aportan, siempre según la metodología del ejecutivo.   Aunque el Gobierno ha decidido publicar las balanzas fiscales, los economistas advierten sobre la imposibilidad de hacer balanzas fiscales autonómicas, por carencia de datos para distribuir adecuadamente los ingresos por impuestos sobre el IVA, el Impuesto de Sociedades e incluso por pagos a la Seguridad Social y el Impuesto sobre la Renta (IRPF).  

Por lo tanto, y para realizar un cálculo justo de las aportaciones regionales a la economía nacional, los técnicos recomiendan emplear también los datos de las balanzas comerciales en la que se registren las operaciones comerciales de cada autonomía con las otras 16, con vistas a analizar la posibilidad de imponer cupos y aranceles internos. Algo que no se tiene en cuenta.  

Esto es relevante en tanto en cuanto, en el caso del impuesto de sociedades es imposible saber en qué comunidad autónoma se ha generado el beneficio y, por tanto, a qué autonomía hay que imputar esos ingresos fiscales.  

Además, habría que desglosar otro tipo de balanzas, como la de la Seguridad Social, la de inversiones públicas, la que desglosa la deuda autonómica y la balanza de ahorro e inversión.  

Déficit fiscal  

En cualquier caso, el Ejecutivo ha accedido a las peticiones de los nacionalistas catalanes y el PSC y ha señalado este martes que el déficit fiscal de Cataluña se sitúa entre el 6,38 y el 8,70 por ciento de su Producto Interior Bruto (PIB), según las seis balanzas fiscales con datos de 2005 elaboradas a través de las dos metodologías acordadas tras las exigencias impuestas al Ejecutivo por los partidos nacionalistas catalanes.  

Por su parte, el déficit fiscal de Madrid se sitúa entre el 5,57 por ciento y el 9,13 por ciento del PIB regional. El informe que ha dado a conocer Hacienda y que, según Ocaña, confirma que el sistema fiscal es "progresivo" y supone una "correcta redistribución de la renta a través del gasto público" no es el último: el secretario de Estado adelantó que habrá más de dos balanzas, "en función de varios criterios".  

El nuevo reparto autonómico  

El secretario de Estado de Hacienda, Carlos Ocaña,  recordó que estas balanzas responden a un ejercicio de transparencia por parte del Gobierno y que "en ningún caso" podrán utilizarse para la negociación del sistema de financiación autonómica.  

De cara las futuras negociaciones, las comunidades que menos han crecido en habitantes en los últimos años pretenden impedir que la población sea el principal factor a la hora de asignar los recursos. Asturias, Galicia, Castilla y León, Cantabria, Castilla-La Mancha, Aragón y Extremadura se reunirán el próximo uno de agosto en Oviedo para cerrar el pacto, pero ya se han producido algunos con acuerdos bilaterales.  

En otro frente se sitúan, Andalucía, Cataluña, Comunidad Valenciana, Baleares y Madrid, que han registrado un mayor aumento demográfico en los últimos diez años, y que consideran que la población debe ser el criterio fundamental. El resto defiende la necesidad de incluir la inmigración como el principal factor.

El PP pide unidad a los españoles

El portavoz de Economía del PP en el Congreso de los Diputados, Cristóbal Montoro, pidió este martes que los datos contenidos en las balanzas fiscales recién publicados no sean utilizadas "para enfrentar a los españoles" ni para crear "agravios comparativos".

En su intervención, Montoro ha asegurado que los datos no arrojan sorpresas porque lo lógico en el actual sistema es que las comunidades con mayor renta aporten más al conjunto. Lo importante no es, en su opinión, la aportación de un territorio concreto, sino de cada uno de sus ciudadanos, que en función de sus circunstancias aportan recursos y reciben servicios. 

Con mayor necesidad en una situación de dificultad económica, ha advirtido Montoro, la actitud no debe ser la de "insistir en la diferencia, sino reunir fuerzas para superar las dificultades actuales".

----------------------------------

Navarra, Madrid, Cataluña, Valencia y Baleares, las comunidades que más aportan al Estado

- País Vasco, Murcia, Aragón y La Rioja varían en función de las metodologías y las ochos restantes perciben más de lo que aportan

- Las cifras se desprenden de las balanzas fiscales con datos de 2005 que ha elaborado el Ministerio de Economía y Hacienda

DN. AGENCIAS. Madrid. Martes, 15 de julio de 2008

Madrid, Cataluña, Comunidad Valenciana, Navarra y Baleares son las comunidades autónomas que más aportan al Estado y las que menos reciben del mismo, según se desprende de las balanzas fiscales con datos de 2005 que ha elaborado el Ministerio de Economía y Hacienda, junto con el Instituto de Estudios Fiscales, tras las sucesivas demandas de los grupos catalanes.

Así lo puso de manifiesto el secretario de Estado de Hacienda y Presupuestos, Carlos Ocaña, en una rueda de prensa, donde presentó estas balanzas fiscales, que recogen el resultado de la diferencia entre lo que aporta cada comunidad autónoma al Estado y lo que recibe del mismo.

Para elaborarlas, el Ministerio de Economía ha utilizado dos metodologías diferentes, una basada en la óptica carga-beneficio y otra basada en el flujo monetario de cada comunidad autónoma. De la primera metodología han resultado un total de cuatro balazas fiscales con resultados dispares, mientras que de la segunda metodología han salido dos balanzas fiscales, lo que suma un total de seis entre ambos métodos.

En la metodología de carga-beneficio, los ingresos se imputan al territorio donde residen los ciudadanos, mientras que los gastos se imputan al territorio en que residen las personas a las que van destinados los servicios públicos o las transferencias públicas. Por su parte, en la metodología del flujo monetario, los ingresos se imputan al territorio en el que se localiza la capacidad económica sometida a gravamen y los gastos al territorio donde tienen lugar.

Las de mayor renta, las que más aportan

Pese a las distintas metodologías, en las seis balanzas, las comunidades con mayor renta per cápita son las que tienen déficit fiscal y aquellas con menor renta per cápita son las que menos aportan al Estado. Así, un total de cinco comunidades arrojan déficit fiscal en las seis balanzas que ha publicado el Ministerio, entre las que se sitúan Cataluña, Madrid, Navarra, Islas Baleares y la Comunidad Valenciana.

Por el contrario, ocho comunidades autónomas, más las ciudades autónomas de Ceuta y Melilla, arrojan en todas las balanzas fiscales superávit fiscal. Entre estas comunidades destacan Extremadura, que lidera en cuatro de las seis balanzas el ránking del saldo positivo, Asturias, que también ocupa puestos importantes; seguidas de Galicia, Canarias, Castilla-La Mancha, Castilla y León, Andalucía y Cantabria.

Finalmente, País Vasco, la Región de Murcia y Aragón son las que más cambios sufren en función de las diferentes metodologías y pasan del déficit al superávit según se tenga en cuenta una u otra balanza fiscal.

Desde el Instituto de Estudios Fiscales, explicaron que si hubiera déficit cero en todas las comunidades autónomas no existiría la solidaridad territorial, por lo que señalaron que precisamente la solidaridad es lo que explica que las comunidades con más renta sean las que arrojan un saldo negativo y no al contrario.

Cataluña, déficit de entre el 8,70% y el 6,38%

En concreto, destaca el déficit fiscal de Cataluña que se mueve en las seis balanzas entre el segundo y el tercer puesto de las comunidades con mayor déficit fiscal y se sitúa entre el 8,70% y 6,38% de su PIB regional.

Asimismo, resalta el déficit fiscal que arroja la comunidad de Madrid, que lidera la lista de comunidades con déficit fiscal en cuatro de las balanzas fiscales y se mueve en una horquilla que va desde el 9,13% del PIB regional, hasta el 5,57%. Asimismo cabe destacar la situación de Baleares, que lidera el ranking de saldo negativo en los dos balanzas elaboradas a partir de la metodología de flujo monetario y se mueve entre el 14,20% de déficit y el 7,47%.

En cuanto a las que arrojan un saldo positivo, las comunidades con menor renta per cápita coincide con las que obtienen superávit fiscal y destaca, sobre todo, Extremadura, que lidera las cuatro metodologías elaboradas desde la óptica carga-beneficio, con superávits cercanos al 15%, y la ciudad autónoma de Melilla, que ocupa los primeros puestos de las otras dos balanzas fiscales, con un superávit en torno al 34%.

Sistema fiscal progresivo

Según Ocaña, esto es lo que cabe esperar de un sistema fiscal progresivo y de una "correcta distribución" de la renta a través del gasto público, ya que confirma que España tiene un sistema fiscal que distribuye la renta. "(El sistema) funciona como queremos que funcione", señaló.

Para el secretario de Estado, la publicación de estas balanzas responde a un ejercicio de "transparencia" por parte del Gobierno y al cumplimiento de una promesa electoral del presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, aunque, según señaló, "en ningún caso" podrán utilizarse para la negociación sobre la reforma del sistema de financiación autonómica.

Ocaña, que recordó que es la primera vez que un Gobierno elabora estas balanzas, reconoció que la elaboración de las mismas ha sido "difícil" y confió en que la información sirva para erradicar algunos tópicos sobre las propias balanzas centrado en si las comunidades más ricas contribuyen o no a la solidaridad del país.

Limitaciones técnicas

"Hay limitaciones técnicas para este ejercicio, estamos ante un producto económico en el que no hay una sóla manera de hacer los cálculos", señalo tras explicar que el Gobierno ha elaborado un total de seis balanzas porque han querido dar una "información razonable" e insistir en que recogen una información "más elaborada y rica" y refleja mejor la situación real que otros estudios anteriores.

Ocaña aseguró que los resultados son "razonablemente robustos" y confió en que la publicación de las balanzas fiscales contribuya a aclarar que no hay "nada oculto ni misterioso" detrás de los flujos de las comunidades autónomas debido al debate "politizado" que ha existido en torno a este tema en los últimos meses.

Finalmente, preguntado por el sistema fiscal del País Vasco, Ocaña señaló que tanto esta comunidad como Navarro tienen sistemas fiscales diferentes, por lo que aseguró que las comparaciones de estas comunidades no son "adecuadas". "Es meter peras en un cesto de manzanas", señaló.

---------------------

Miranda dice que con la publicación de las balanzas fiscales cae el mito del privilegio de Navarra

- La Comunidad foral es la tercera autonomía en aportación en relación al PIB del Estado por habitante y la quinta en aportación neta

- El consejero ha apuntado que cuando se anunció la publicación de estas balanzas fiscales "ya podíamos imaginar que iba a traer una fuente de conflictos"

AGENCIAS. Pamplona. Miércoles, 16 de julio de 2008

El vicepresidente y consejero de Economía y Hacienda del Gobierno foral, Álvaro Miranda, ha afirmado hoy que con las balanzas fiscales hechas públicas por el Ministerio "cae el mito de comunidad privilegiada" que se atribuye a Navarra por su autonomía fiscal. El consejero ha señalado en conferencia de prensa que con datos de 2007, para un PIB navarro de 17.697 millones de euros, la aportación neta media de Navarra al Estado, según los seis métodos empleados para elaborar las balanzas fiscales, fue de 382 millones de euros (un 2,16%), aunque la neta máxima alcanza los 563 millones (un 3,18%).

Unas cifras, ha subrayado, que reflejan "la aportación de Navarra en cuanto a solidaridad", ya que la Comunidad foral es la tercera autonomía en aportación en relación al PIB por habitante y la quinta en aportación neta, aun cuando es la décimo quinta en población (sin incluir a Ceuta y Melilla).

Estos datos demuestran que Navarra contribuye al Estado "muy por delante de comunidades con nuestro mismo nivel de renta y mucho mayores en población" y ello por "una economía puntera" y una "sociedad desarrollada".

Para el titular de Economía "no hay más truco" en las cifras que el hecho de que "los navarros trabajan y mucho, pagan sus impuestos" y, además, hay una Administración "eficiente" y un Convenio Económico con el Estado derivado del régimen foral "bien negociado y estructurado".

Álvaro Miranda ha indicado por ello que el Gobierno de Navarra no tiene que decir nada más al respecto aunque sí prevé que estas balanzas fiscales puedan "provocar un auténtico revuelo e incluso enfrentamientos" porque quizás algunos "en la foto" han salido "más movidos y más borrosos".

Y por ello ha apuntado que cuando se anunció la publicación de estas balanzas fiscales "ya podíamos imaginar que iba a traer una fuente de conflictos" ya que "el que más paga cree que no tiene que pagar tanto y el que recibe, que tiene derecho a ello o que no es estrictamente cierto lo que se está diciendo".

Un debate en el que Álvaro Miranda ha asegurado que él se suma a la postura del presidente extremeño porque "el modelo constitucional español no tiene como referencia las balanzas fiscales".

"España es un país único con regiones más ricas y regiones menos desarrolladas y nuestra obligación es contribuir entre todos a que España salga adelante", ha afirmado, y ha añadido que la publicidad de las cifras "debe servir para una reflexión de futuro sobre por qué unas regiones están avanzando más que otras después de tantos años de democracia y de esfuerzo económico del conjunto del país".

Tras apuntar que es mejor este análisis "más de fondo y a largo plazo" que "el pelearnos por si estamos aportando más o menos dinero", el vicepresidente económico ha defendido la necesidad de "equilibrar el país" ya que "no hay grandes razones para que unas regiones y otras puedan tener tanta diferencia de riqueza".

Por último Miranda ha destacado que no se deben confundir estas balanzas fiscales con el sistema de financiación autonómica porque "realmente tienen poco que ver", ni "tampoco reflejan exactamente la realidad económica del país" ya que se trata de un documento "teórico y muy complejo".

------------------

Navarra, entre las comunidades que más aportan a las arcas del Estado

- Un informe del Estado refleja que la Comunidad foral presenta un déficit entre el 1,15 y el 3,18%

- Las comunidades con mayor renta, como Madrid, Cataluña, Valencia y Baleares, son las que más aportan

B.A.H. . PAMPLONA Miércoles, 16 de julio de 2008

El análisis de los ingresos y los gastos del Estado en Navarra arroja un saldo negativo para la Comunidad foral. Así, según se desprende de los últimos estudios realizados por el Ejecutivo central (balanzas fiscales), Navarra aporta más al Estado de lo que recibe de él. El porcentaje varía en función del sistema de análisis utilizado y oscila ente el 1,15% y el 3,18% de déficit.

Para obtener estos datos, referidos a las cuentas de 2005 y solicitados principalmente por los grupos catalanes, el Ejecutivo central ha realizado un total de seis balanzas fiscales. Cuatro de ellas se hicieron, con distintas variables, mediante la técnica denominada carga-beneficio, en la que los ingresos se imputan al territorio donde residen los ciudadanos, mientras que los gasto se imputan al territorio en el que residen las personas a las que van destinados los servicios públicos. En estos casos, las cuentas navarras reflejan un déficit entre el 1,15 y el 2,37%. Otras dos balanzas se llevaron a cabo con el método del flujo monetario, en el que los ingresos se imputan al territorio en el que se localiza la capacidad económica sometida al gravamen y los gastos al territorio donde tienen lugar. En esta ocasión, el déficit navarro oscila entre el 2,74 y el 3,18%.

Déficit en las rentas altas

La Comunidad foral no es la única que presenta un resultado negativo entre lo que aporta al Gobierno central y lo que recibe de éste. En concreto, según explicaron desde el Ejecutivo, "son las comunidades con mayor renta per cápita las que más contribuyen": Madrid (entre -5,57 y -9,13%), Cataluña (entre -6,38 y -8,7%), Comunidad Valenciana (entre -3,22 y -6,40%) y Baleares (entre -8,87 y -14,20%).

Por el contrario, aquéllas con una renta menor son las que obtienen un superávit fiscal, puesto que reciben más dinero del que aportan al conjunto del Estado. Éste es el caso, por ejemplo, de Extremadura, con unos resultados positivos que varían entre el 15,01 y el 18,08%; o Asturias (entre el 10,20 y el 14,33%), sin olvidar tampoco a las ciudades autónomas de Ceuta (entre 5,75 y 28,85%) y Melilla (entre 6,46 y 34,27%). Galicia, Canarias, Castilla-La Mancha, Castilla y León, Andalucía y Cantabria se unen al grupo de los receptores.

Frente a los claros resultados de estas comunidades, otras reflejan oscilaciones que les sitúan en déficit y superávit en función de las variables que se analicen. Esto ocurre con el País Vasco, Murcia y Aragón. En el primer caso, los resultados de la Comunidad Autónoma Vasca pasan del -1, 35% a un superávit del 0,31%. Los de Murcia oscilan entre el -2,14 y el +1,05%; y en Aragón pasan del -1,15 al +1,83% según balanzas.

El secretario de Estado de Hacienda y Presupuestos, Carlos Ocaña, explicó ayer en la presentación del informe que estos resultados reflejan "una correcta distribución de la renta, más equitativa, a través del gasto público". Desde el Instituto de Estudios Fiscales, explicaron que si hubiera déficit cero en todas las comunidades no existiría la solidaridad territorial, por lo que señalaron que precisamente la solidaridad es lo que explica que las comunidades con más renta sean las que arrojan un saldo negativo y no al contrario.