La negociación de Zapatero con la ETA de 2005 a 2007 y la siguiente
Los crímenes de la ETA y su castigo

La ETA asesina por primera vez a un policía francés en marzo de 2010
Caza sin cuartel del nuevo jefe de ETA, Mikel Garikoitz Carrera, alias Ata, por el asesinato a quemarropa del gendarme francés Jean-Serge Nérin

El arma asesina de Jean-Serge Nerine en 2010 es de las robadas por la ETA en plena negociación entre el Gobierno de Zapatero y la banda en 2006 para rearmarse

http://www.noticiasdenavarra.com/2010/03/17/politica/eta-asesina-por-primera-vez-a-un-policia-galo-en-un-enfrentamiento-cerca-de-paris

El brigada Jean-Serge Nérin, de 53 años y padre de cuatro hijos, resultó muerto ayer, 16.03.2010, al sureste de París en un tiroteo tras el que fue detenido una persona, presuntamente miembro de la ETA, según informaron fuentes de la lucha antiterrorista. Los hechos ocurrieron en torno a las 19.00 horas cerca de Dammarie-les-Lys, en el departamento francés de Seine-et-Marne (al sureste de París), en las proximidades de un taller especializado en la reventa de vehículos usados que, al parecer, había sido asaltado por tres presuntos miembros de la ETA. Una patrulla de la Policía detectó a un grupo de tres personas, entre ellas una mujer, durante un control de vigilancia, cuando trataban de robar en el citado taller, ubicado en una zona comercial de la localidad francesa.

En ese momento se produjo un intercambio de disparos durante el cual el jefe de brigada recibió dos impactos de bala que, a pesar del chaleco antibalas, le causaron la muerte al pasarle bajo la axila e impactarle en el tórax.

El tiroteo que acabó ayer, 16.03.2010, con la vida de un policía francés en una localidad al sureste de París se produjo después de que las fuerzas de seguridad galas sorprendiesen a cuatro terroristas repostando gasolina en la carretera en cuatro coches robados en las inmediaciones de un taller de coches de segunda mano. Una vez procedido a esposar a uno de ellos -- el navarro Joseba Fernández Aspurz-- otros dos coches llegaron al lugar y abrieron fuego contra los agentes, según informaron fuentes de la lucha antiterrorista. Francia ha desplegado un amplio dispositivo de búsqueda del presunto comando de la ETA. De confirmarse, sería el primer asesinato de un agente de esta nacionalidad por parte de la banda armada.

Los cuatro terroristas se encontraban repostando sus vehículos robados --marca BMW de gran cilindrada-- con garrafas de gasolina en el arcén de la carretera cuando la Policía, que había sido alertada de un robo en un taller de coches cercano, se acercó al lugar y procedió a identificar a los cuatro presuntos etarras, llegando a esposar a Fernández Aspurz.

En los otros dos vehículos, que llegaron minutos después, iban otros tres o cuatro terroristas que fueron quienes abrieron fuego contra los agentes al ver la situación. Tras el tiroteo, todos los etarras huyeron en dos coches a excepción del detenido y otro dos miembros de la banda que escaparon a pie campo a través, según las mismas fuentes, que descartaron que portasen material explosivo por lo que no parece que fuesen a llevar a cabo una acción inminente.

Estas mismas fuentes, precisaron que el arma que se le incautó al detenido era una Smith and Wesson del calibre 357 Magnum, procedente del robo cometido por ETA en la fábrica de armas de Vauvert en octubre de 2006, en pleno proceso de negociación. 

Según las mismas fuentes, el atentado de ayer prueba que ETA se nutre desde hace tiempo de jóvenes inexpertos procedentes de la kale borroka y que la situación de debilidad de la banda hace que apenas sean sometidos a cursillos de formación en el manejo de armas o explosivos. Actualmente, 100 de los cerca de 650 presos de ETA están en la carcel, cumplen condenas por kale borroka o por integración en Segi.

Tras los disparos, una persona que podría ser miembro de ETA y que hablaba en euskera, fue arrestada mientras que, según informaron los medios franceses, otras dos lograron huir. Según diferentes informaciones, el detenido podría ser Joseba Fernández Aspurz, con antecedentes por actos de kale borroka en Navarra y que se encontraba huido de la Justicia española desde el pasado día 9, tras no comparecer en la Audiencia Nacional en el juicio por el ataque con artefactos explosivos que una patrulla de la Policía Foral sufrió en el Casco Viejo de Pamplona el 9 de marzo de 2008. Fernández Aspurz se habría identificado como miembro de ETA en el momento del arresto.

La víctima, un jefe de brigada de 53 años identificado como Jean-Serge Nérin, estaba destinado en la Policía de Dammarie-les-Lys y era padre de cuatro hijos. Según el rotativo francés Le Parisien, tras el tiroteo se desplegó un importante dispositivo policial en el lugar de los hechos, donde llegó a última hora de la noche el ministro de Interior francés, Brice Hortefeux, quien mostró sus condolencias a la familia del policía asesinado.

De confirmarse la autoría de la ETA, se trataría de la primera víctima mortal de la banda terrorista entre las fuerzas de seguridad galas, no así de los primeros muertos en suelo francés ya que el 1 de diciembre de 2007 dos miembros de la Guardia Civil, Raúl Centeno y Fernando Trapero, eran asesinados en la localidad de Capbreton.

La ETA no asesinaba desde el pasado 30 de julio de 2009 cuando una bomba lapa adosada a un todoterreno acababa con la vida de Carlos Saenz de Tejada y Diego Salva en la localidad mallorquina de Calvia tras una intensa campaña de terror en el entorno del 50º aniversario de la creación de la banda terrorista, que tuvo su prolegómeno el 29 de julio con un coche bomba frente a la casa cuartel de la Guardia Civil en Burgos que se saldó, milagrosamente, sin víctimas mortales aunque provocó heridas de diferente consideración a 65 personas. El primer asesinato de la banda terrorista contra las fuerzas policiales galas se produce en un año en donde han resultado detenidos una treintena de miembros de la organización terrorista, la mayoría de ellos en suelo francés.

Busca y captura del etarra Mikel Garikoitz Carrera Sarobe, alias Ata

El Semanal Digital y www.noticiasdenavarra.com 19 de marzo de 2010

Francia vive una de las mayores operaciones policiales de busca y captura del etarra Mikel Garikoitz Carrera Sarobe, alias Ata, el nuevo número uno, implicado en el asesinato de un policía francés.

Mikel Carrera Sarobe, alias Ata, y Arkaitz Aguirregabiria del Barrio, son los etarras que busca la Policía francesa en una operación a la que el propio presidente Nicolas Sarkozy ha dado máxima prioridad pidiendo la colaboración ciudadana. Los dos etarras han sido identificados como los cabecillas del
asalto a un concesionario de automóviles y asesinato a quemarropa del gendarme francés Jean-Serge Nérin en Dammarie Les-Lyes, a 50 kilómetros de París. El mismo martes, como informó El Semanal Digital, fue detenido uno de los terroristas, Joseba Fernández Aspurz, El Guindi.

Nacido en Pamplona el 30 de mayo de 1972, Mikel Garikoitz Carrera Sarobe, alias Ata, fue identificado el pasado mes de enero como el militante que alquiló con documentación falsa la furgoneta incautada por la Guardia Civil en Zamora cuando dos miembros de la organización terrorista transportaban a Portugal material electrónico para la confección de bombas.

"Ata", que huyó a Francia en el año 2003, es sospechoso de haber formado parte de un comando de ETA que operaba en Navarra, aunque no existe ninguna acusación contra él de esa época. Desde 2004 se cree que forma parte del "aparato militar" y ha estado vinculado a Garikoitz Aspiazu, "Txeroki".

Por su parte, Arkaitz Agirregabiria está acusado en España de colocar un artefacto casero en la sede del Partido Socialista en Derio en 2005. En la actualidad se estima que desempeñaba funciones de adiestramiento de nuevos etarras en Francia.

Agirregabiria, nacido en Bilbao en 1983, fue detenido por la Ertzaintza el 30 de noviembre de 2005 acusado de haber colocado una bomba casera en la Casa del Pueblo de la localidad vizcaína de Derio. La bomba, que no llegó a estallar, fue colocada el 23 de junio de 2005 en el marco de una jornada de lucha convocada por la muerte de un miembro de ETA en un accidente de tráfico.

El artefacto estaba formado por una botella de plástico que contenía cuatro litros de gasolina y medio kilo de azúcar, un petardo un aerosol y 1,7 gramos de pólvora con una mecha.

Tras aquel arresto quedó en libertad, aunque encartado en un sumario de la Audiencia Nacional, pero cuando se iba a celebrar el juicio, en el que el fiscal le pedía cuatro años de cárcel y 14 años de inhabilitación, se dio a la fuga. La Audiencia Nacional dictó el 17 de enero de 2008 una orden de busca y captura.

Los últimos datos que se conocen sobre Agirregabiria fueron proporcionados por el presunto "liberado" de ETA Ibai Beobide Arza, miembro del "comando Basakatu", detenido el pasado 13 de febrero por la Guardia Civil en Guipúzcoa. Beobide declaró tras su arresto que había recibido adiestramiento en Francia y que el instructor en materia de fabricación de artefactos y de informática había sido Arkaitz Agirregabiria.

Sarkozy sigue directamente las acciones para recabar en todo el territorio francés la colaboración ciudadana en una gigantesca operación policial. La Policía tiene en sus manos el vídeo en el que se puede observar a cinco de los terroristas haciendo la compra en un supermercado. Estas imágenes van a ser difundidas por todos los medios ya que en ellas se puede apreciar claramente sus rostros.

En una entrevista publicada por el diario francés Le Parisien, el gerente del establecimiento de coches asaltado por la ETA, Antoine de Sousa, ha explicado que el mismo el día de los hechos y también la víspera habían notado "idas y venidas de coches delante del aparcamiento".

En el momento del robo sólo se encontraba en el establecimiento un vendedor, al que, según el gerente, dos hombres y una mujer armados condujeron a la oficina. Le cubrieron la cabeza y maniataron con cuerdas de plástico. Los miembros del comando, que estuvieron media hora en el local, cogieron las llaves de varios vehículos. Todos los automóviles tenían más de 100.000 kilómetros, algo que le extrañó a De Sousa en un principio, pero que luego ha entendido: "Querían coches de gente corriente, que no llamen la atención".

La investigación centra este golpe terrorista en el nuevo jefe de la ETA, Mikel Garikoitz Carrera, Ata, a quien se le atribuye un carácter megalómano como demostró la aparatosa operación para robar en serie coches pensando que gozarían de total impunidad. En la actual redada, las recientes palabras de Sarkozy de que no habrá piedad para la ETA muestran que se ha producido un giro de fondo.

Si la lucha contra la ETA era intensa, a partir de ahora habrá una vigilancia implacable ya que Sarkozy ha prometido que los culpables del asesinaro del brigada Jean-Serge Nérin, de 53 años no gozarán de ningún tipo de eximente y cumplirán enteramente los 30 años de cárcel que les corresponden.

"Francia no se va a dejar intimidar por los terroristas españoles. España es una democracia y nosotros estamos a su lado. Que ETA sepa que la policía francesa se va a movilizar de forma total y sin piedad contra ella", recalcó severamente Sarkozy.