Historia Universal
Crónica

Un asteroide estalla en octubre de 2009 sobre Indonesia con una potencia que triplica la bomba atómica lanzada sobre Hiroshima

EFE - DIARIO DE NOTICIAS. Martes, 27 de octubre de 2009

WASHINGTON. Un asteroide de entre cinco y 10 metros de diámetro explotó el 8 de octubre de 2009 en la atmósfera sobre Indonesia con una potencia de unos 50 kilotones, tres veces la energía liberada por la bomba atómica lanzada sobre Hiroshima (Japón), en 1945, informó hoy la agencia espacial estadounidense NASA.

El asteroide impactó en la atmósfera a unos 65.000 kilómetros por hora y a una altura de 15 a 20 kilómetros. La explosión, que causó pánico entre la población en la región de Bone, en Sulawesi del Sur, Indonesia, ocurrió el 8 de octubre de 2009, añadió la agencia.

"La geolocalización infrasónica no es suficientemente precisa como para determinar si el bólido estalló sobre agua o tierra, pero fue relativmente cerca de la costa", según la NASA.

Los medios de comunicación indonesios informaron en esa fecha sobre "un poderoso estampido cerca de las 11 de la mañana, hora local", y otros informes posteriores sugirieron que podría haber sido un meteorito.

Según el informe de la NASA, los medios indonesios identificaron con más detalle un bólido ígneo brillante acompañado por una explosión y una nube de polvo, y "finalmente apareció en Youtube un vídeo que muestra una gran nube que corresponde a un bólido brillante".

Posteriormente todas las estaciones de infrasonido del Sistema Internaional de Vigilancia (IMS por su sigla en inglés), que forman parte de la Organización del Tratado para la Prohibición Integral de Pruebas Nucleares, examinaron la información científica disponible.

Once estaciones mostraron "señales probables de una poderosa explosión cerca de la latitud 4,5 Sur, 120 Este con una hora de origen aproximadamente a las 03:00 GMT del 8 de octubre".

La NASA resaltó que muchas estaciones del IMS, incluidas cinco que están a más de 10.000 kilómetros del sitio del bólido y una a casi 18.000 kilómetros, detectaron el fenómeno.

Estas observaciones "indican que la fuente de la explosión fue de una energía total muy alta", añadió.