Crónica

La Iglesia le ahorra al Estado más de 30.000 millones de euros al año

ABC Toledo - 20 Marzo 2008

http://www.abc.es/20080321/toledo-toledo/cuentas-claras-iglesia_200803210246.html

Los trinitarios facilitan estas cifras ciertas:

La iglesia y las órdenes religiosas regentan 5.141 centros de enseñanza, facilitando la educación a 990.774 alumnos.
Ahorran al Estado, 3 millones de euros por centro al año.
Dirigen 107 hospitales concertados. Ahorran 50 millones por hospital/año.
Asisten otros 1.004 centros con 51.312 camas: ambulatorios, dispensarios, asilos, centros de minusválidos, de transeúntes y de enfermos terminales del SIDA. Ahorran a las arcas públicas 4 millones por centro.
Los cristianos españoles aportan 155 millones que Cáritas distribuye dando cuenta de cada céntimo gastado.
De los bolsillos de los fieles católicos salen asimismo los 4 millones de euros de Manos Unidas.
El Domund recauda en cuestaciones voluntarias 21 millones anuales que destina a obras misionales. Llegados a este punto tenemos que resaltar que la casi totalidad de voluntarios de Cáritas y Manos Unidas trabajan gratuitamente: sin sueldo, sin salario. La Iglesia española mantiene abiertos, además, 7.365 centros de reeducación social para personas marginales (ex prostitutas, ex presidiarios, ex toxicómanos y emigrantes) dando calor, cobijo y formación a 53.140 seres humanos. Ahorran al Estado 3.687 millones por año.
Los 937 orfanatos gestionados por sacerdotes y religiosos dan cariño, cuidados y alimentos a 10.835 niños abandonados con un coste un 15 por 100 menor que los concertados con otras instituciones públicas o privadas.

Y, por si esto no fuera suficiente, recordemos que la Iglesia asume el 80% del gasto de conservación y mantenimiento del Patrimonio histórico-artístico eclesiástico.

Expertos en economía, como el profesor José Barea, han calculado que el ahorro anual de la Iglesia al estado supera los 30.000 millones de euros.

--------------

La enseñanza privada le sale a la Administración mucho más barata que la pública
Los centros concertados católicos piden la misma financiación que la pública

El País

La escuela privada concertada le sale a la Administración mucho más barata que la pública (gasta la mitad por alumno y cubre el 75% de lo que cuesta una plaza). La principal patronal del sector, FERE, que reúne a los centros católicos, ha reclamado medidas urgentes para revisar la financiación e igualar esas cifras, ya para el año que viene. Reclaman que se haga un cálculo de lo que cuesta un puesto escolar, común para pública y la concertada, y que se financie a esta última de acuerdo con esos baremos.

Un tratamiento igualitario, eso sí, manteniendo en su caso la imagen de centro privado y limitando las exigencias que les pueda hacer la Administración al "máximo respeto a la identidad específica de cada centro, a su carácter o ideario, [...] y a todo su proyecto educativo". El secretario general de FERE, Manuel de Castro, presentó sus peticiones en un acto al que asistió el secretario general del Ministerio de Educación, Alejandro Tiana. Éste reconoció que el sistema de conciertos "necesita ajustes".

----------------

El 75% de padres y alumnos eligen cursar la asignatura de Religión

La Razón

El porcentaje de alumnos que han optado por la clase de Religión en el actual curso 2007-08 sigue siendo bastante alto, de un 75,7%, a pesar de las dificultades que ponen las administraciones educativas para estudiar dicha asignatura. Como cada año, la Comisión Episcopal de Enseñanza y Catequesis ha publicado un informe sobre el número de alumnos que estudian la asignatura de Religión a nivel nacional, en el que los colegios concertados religiosos siguen teniendo el porcentaje más alto, un 98, 3% frente al 68, 5% de alumnos que la cursan en los centros estatales.
Por etapas académicas, es en Educación Infantil y Primaria donde la asignatura es elegida por un mayor número de alumnos, en torno a un 84%, mientras que el porcentaje va disminuyendo en Educación Secundaria, un 63%, para alcanzar su cifra más baja de alumnos que eligen Religión, en Bachillerato, con un 48.9%.
Uno de los motivos de que sea en estas dos últimas etapas cuando menos alumnos se decanten por estudiar la materia es el hecho de que mientras que en Educación Infantil y Primaria son los padres los que eligen el tipo de formación religiosa para sus hijos, en Secundaria y Bachillerato los propios alumnos son los que pueden optar personalmente, y acaban eligiendo las opciones más cómodas. Otro motivo importante que atribuye la Conferencia Episcopal a través del informe, es el hecho de que, con la nueva normativa surgida de la LOE, a los jóvenes de Secundaria y Bachillerato se les ofrezca como alternativa a la asignatura de Religión unas «opciones desiguales en cuanto a contenido y evaluación», como por ejemplo la llamada «atención educativa», horas de estudio, repaso, e incluso recreo, opción por la que se decanta un 35% de los alumnos.
En relación con el curso pasado, el porcentaje de estudiantes que reciben formación religiosa y moral católica ha disminuido un 1'3 %, una cifra reducida teniendo en cuenta los obstáculos que se plantean a los padres en algunas escuelas públicas a la hora de matricular a sus hijos en dicha materia. Entre estas dificultades se contempla que en ocasiones no se oferte la asignatura, cuando es obligatoria, o que en los colegios públicos de algunas comunidades el relevo de los profesores de Religión que están de baja se retrase durante largos periodos de tiempo.
A pesar de ello, la Comisión Episcopal de Enseñanza y Catequesis ha manifestado su agradecimiento a los padres y alumnos que han elegido la religión católica, por la opción libre que han realizado, la cual supone una «valoración muy positiva de la formación religiosa».