Crónica
Navarra actual

Un batasuno propone un comunista impone y UPN traga, como suele
Nombres de cendeas rebautizarán a las 23 calles de la Chantrea

DN . PAMPLONA Martes, 24 de junio de 2008

Las 20 calles de la Chantrea a las que el Tribunal Administrativo de Navarra obligó a cambiar de nombre por entender que eran denominaciones franquistas, serán rebautizadas con nombres de cendeas, municipios y lugares de la Cuenca de Pamplona.

La alcaldesa de Pamplona, Yolanda Barcina, dictó ayer una resolución por la que se modifican las denominaciones de 20 calles, dos travesías y una plaza del barrio de la Chantrea. Los nuevos nombres entrarán en vigor el próximo 1 de diciembre.

De acuerdo con el informe del Archivero municipal, José Luis Molins, para la elección de las nuevas denominaciones se han tenido en cuenta nombres de cendeas, municipios y lugares situados en la Cuenca de Pamplona, aunque sus límites son algo imprecisos. Según Molins, la delimitación de la Cuenca se describe tradicionalmente como "el espacio desde el que se oían las campanas de la catedral", o "la hondonada rodeada de montañas que se divisan desde la capital".

De la propuesta de denominaciones se han excluido aquellas poblaciones, valles o cendeas de la Cuenca que ya figuraban en el nomenclátor viario (Burlada, Villava, Barañáin, Orkoien, Tajonar, Mutilva, Góngora, Aranguren, Ansoáin, Egüés, Esquíroz, Olza...).

El pasado mes de febrero, el Tribunal Administrativo de Navarra (TAN) estimó un recurso planteado por el ex concejal de Batasuna en el Ayuntamiento de Pamplona, José Martín Abaurrea, en el que solicitaba el cambio de nombre a varias calles de la Chantrea. El ponente de la resolución del TAN, el también ex concejal de Pamplona por IU, Miguel Izu, consideraba que las citadas calles eran un ejemplo de uso simbólico del callejero por parte del régimen franquista, "cuyos efectos no han desaparecido por el paso del tiempo", y que por ello están afectadas por la Ley de Símbolos.

Aunque inicialmente UPN anunció su intención de recurrir la resolución, finalmente anunció que no lo haría , "por no querer someter a la ciudad a una presión ideológica". En el pleno celebrado el pasado 19 de abril, el portavoz regionalista, José Iribas, señaló que Pamplona no se merecía perder el tiempo, "juicio va y juicio viene, siempre mirando atrás, tan atrás que es un tiempo superado".

Y ahora a renovar el DNI (llevaba 4 meses con él), el pasaporte, el carné de conducir, mis datos de la seguridad social, del banco, el padrón...¿quién me paga a mí todos esos trámites y el tiempo que me supone? Si a mí me daba exactamente igual vivir en la calle de un coronel franquista, y que conste que la medida me parece acertada y dentro de la legalidad. Siyaestoybien

---------------------------------------

-------------------------------