El PSN rechaza la propuesta de Miguel Sanz de blindar Navarra a cambio de un reparto de cuotas de poder
y asegura que no tiene preferencias a la hora de elegir entre UPN y Nafarroa Bai

DIARIO DE NAVARRA. Martes, 20.03.2007. AGENCIAS. PAMPLONA

El candidato socialista a la presidencia del Gobierno de Navarra, Fernando Puras, ha rechazado hoy, martes, 20.03.2007, la propuesta de Miguel Sanz de blindar Navarra a cambio de un reparto de cuotas de poder y ha defendido la necesidad de que «hablen las urnas» porque lo contrario «sería una burla a quien es soberano».

Puras afirmó en conferencia de prensa que el modelo institucional de Navarra «ya está blindado» porque la Constitución y el Amejoramiento garantizan que la Comunidad Foral «no avance por donde los ciudadanos de Navarra no quieran que avance», y además tanto PSN como UPN y CDN defienden una Navarra como comunidad «propia y diferenciada».

Un compromiso éste que el Partido Socialista mantendrá «en el Gobierno» y «en la oposición», dijo, y por ello subrayó que «lo que hay que hacer es contrastar nuestras propuestas políticas, nuestras opciones».

«Navarra no tiene por qué ser de derechas y ahí es a donde nos quieren llevar», afirmó Puras en referencia a UPN, por lo que sostuvo que el PSN quiere que los ciudadanos elijan el 27 de mayo entre esa Navarra «de derechas» y una Navarra «de centro izquierda, una Navarra social», sabiendo que en ambos casos se cuenta con «la seguridad del marco constitucional».

«Tenemos todo el respeto a los ciudadanos y queremos que ellos decidan», dijo, y añadió que desde este principio democrático «los límites» para «cualquier pacto, apoyo o colaboración puntual» tras las elecciones serán el marco institucional de Navarra y las políticas sociales.

Dos «aspectos irrenunciables para el Partido Socialista», explicó, y puntualizó que desde el respeto a ambos su partido no descarta acuerdos con cualquiera de las «fuerzas políticas democráticas», por lo que aseguró que «no hay preferencias» a la hora de elegir entre UPN y Nafarroa Bai.

Agregó en este sentido que el PSN tiene una propuesta que quiere que sea conocida y por eso ahora, precisó, «no estamos barajando el tema de los pactos» ni las posturas que otras formaciones puedan adoptar ya que «el Partido Socialista no se va a poner en función de nadie, sólo de los ciudadanos».

«Nosotros queremos escuchar la voz del pueblo y nos atendremos a las consecuencias desde la responsabilidad de garantizar la gobernabilidad y estabilidad institucional», destacó, y adelantó que si el PSN «tiene que hablar con alguien será en función de los programas», por lo que calificó de «burla» la propuesta del presidente de UPN y del Gobierno foral, Miguel Sanz.

Consideró además que para que la misma tenga credibilidad UPN «tendría que proceder de manera inmediata a desvincularse del PP de manera real y efectiva» ya que de lo contrario entenderá que la iniciativa de Sanz «no obedece a otra cosa» que a un intento «de seguir como sea en el poder, aunque toque menos parte».

En este sentido Puras manifestó que la propuesta de Sanz es algo «inesperado» e «incoherente» cuando se hace dos días después de la manifestación que convocó en Pamplona «por desconfianza en el Gobierno de España y en el Partido Socialista» y por provenir de quien «sigue la estrategia» del PP de «confrontación con el Gobierno de España».

Por ello, tras advertir a Miguel Sanz que «no se puede avanzar en todas las direcciones», preguntó al dirigente regionalista si lo que se le debe tomar en serio son «las descalificaciones», la oferta o la propuesta de someterse al polígrafo puesto que todas se han hecho «en pocas días y algunas resultan radicalmente contradictorias».

Insistió por ello en que UPN debe «desvincularse» del PP y «reconocer que la crispación y la desconfianza no es el camino» y animó a Sanz a hacerlo después de que ayer el diputado Jaime Ignacio del Burgo diera «el paso» de decir que Aznar «se equivocó» con su «decisión personal» de estar presente en las Azores.

Fernando Puras ironizó para terminar sobre los comentarios de Miguel Sanz acerca de la presencia de socialistas en la manifestación del sábado.

«Entre tanta bandera no sé cómo pudo distinguirlos», comentó, y apuntó que, aunque a él no le consta la presencia de ninguno, si los hubo fue «de buena fe» para dar su «respaldo a Navarra» porque «no un partido» sino «un Gobierno llamó y dijo que necesitaba apoyo» y «alguno pudo caer en el engaño».

---------------------------------------

El secretario general del PSE-EE, Patxi López, critica a Miguel Sanz por hacer una oferta " para repartirse el poder"

DIARIO DE NAVARRA. Martes, 20.03.2007. AGENCIAS. BILBAO

El secretario general del PSE-EE, Patxi López, afirmó hoy, martes, 20.03.2007, que el presidente de Navarra, Miguel Sanz, realizó ayer «una oferta para repartirse el poder» y censuró que el PP y UPN pretenden «sustituir la decisión de los navarros por la suya propia». De esta manera, se refirió, en una entrevista concedida a ETB, al emplazamiento realizado ayer por Sanz para formalizar un pacto para «blindar» el régimen foral de Navarra.

Ante esta propuesta, el líder de los socialistas vascos destacó que el presidente navarro «habla además del reparto del poder», con lo que «se demuestra lo que hay detrás de todo esto que está montando el PP con la ayuda de UPN, que en el fondo son lo mismo».

«Hacen manifestaciones preventivas contra Navarra, no por Navarra, simplemente por mantenerse en el poder. Les importan bien poco Navarra, la paz, la libertad, la lucha contra el terrorismo, porque lo que buscan es votos», insistió López, que recordó que Sanz, tras la manifestación del pasado sábado, «desveló todo lo que había detrás» al preguntar «con quién van a gobernar los socialistas».

En esta línea, señaló que ayer el presidente de Navarra «hizo una oferta para repartirse el poder». Asimismo, indicó que tanto el Amejoramiento del Fuero y el Estatuto de Gernika como la Constitución «dan la última palabra» a los ciudadanos de Navarra, por lo que «no se puede hacer nada de espaldas» a ellos, y criticó, en este sentido, que PP y UPN pretenden «sustituir la decisión de los navarros por su propio planteamiento político».

De la misma manera, consideró «tremendo» que el presidente de Navarra «ponga el grito en el cielo cuando hablamos de mejorar las relaciones» con Euskadi, porque «las relaciones buenas entre comunidades vecinas» debería ser «la norma habitual». «Parece que quiere funcionar de espaldas a sus vecinos, con los que unen tantos lazos», lamentó.

«Darán la espalda» al PP

Por otro lado, se mostró convencido de que los ciudadanos «darán la espalda» al PP, ante «tanta irresponsabilidad» que está cometiendo. Según indicó, al partido que dirige Mariano Rajoy «le importa poco la libertad, la paz y la lucha contra el terrorismo» ya que las movilizaciones que ha realizado «son contra el Gobierno socialista y contra Zapatero», generando «división» en la lucha contra ETA, «socavando» las bases del Estado de derecho, provocando «la fractura social», «enalteciendo a la extrema derecha más radical».

López aseguró que el Gobierno central «tiene la iniciativa» y posteriormente el PP se manifiesta «utilizando la manipulación y las mentiras o la calumnia» y advirtió de que los ciudadanos son «más inteligentes» que los dirigentes del PP.

--------------------------

Catalán dice que el PSN demuestra con el rechazo sus "verdaderas intenciones"
El secretario general de UPN cree que los socialistas pactarán con los nacionalistas

DIARIO DE NAVARRA. Martes, 20.03.2007. AGENCIAS. PAMPLONA

El secretario general de UPN, Alberto Catalán, manifestó hoy martes, 20.03.2007, que el rechazo de Fernando Puras (PSN) a la propuesta del presidente Miguel Sanz de participar en un futuro Gobierno foral demuestra las «verdaderas intenciones» de los socialistas, «que no son otras que pactar, si tienen votos suficientes, con aquellas formaciones políticas que no creen en la identidad de Navarra, no creen en el Amejoramiento ni en la Constitución como son los nacionalistas vascos».

Catalán lamentó el rechazo del PSN a la propuesta de «blindar el régimen foral de Navarra». «Esta respuesta del PSN deja claro que es Madrid quien toma las decisiones; primero ha sido rechazada por el señor Blanco, después por el secretario general del PSE y finalmente por Puras», expuso.

El dirigente regionalista manifestó que es «muy legítimo» que el PSN pacte con los nacionalistas vascos, «nadie lo pone en duda», «pero de las declaraciones del señor Puras se desprende que no tiene la valentía política suficiente para decir que ya lo tiene decidido y acordado». «Como ya dijimos en su día, Chivite se chivó de sus verdaderas intenciones y Puras a continuación se apuró», señaló.

Catalán indicó además que «llama la atención» el comportamiento del nacionalismo vasco ante la propuesta de Sanz, un «claro ejemplo de nerviosismo a la hora de blindar el régimen foral de Navarra». «De ahí ese tipo de descalificaciones a la propuesta», dijo.

Para el secretario general de UPN, el Partido Socialista ha perdido una «magnífica oportunidad» de demostrar a todos los navarros, y «hacerlo con hechos», cuáles son sus «verdaderas proclamas».

«Una cosa es lo que se dice y otra lo que se hace», afirmó, para opinar que el PSN «lamentablemente ha vuelto a quedar en evidencia en una cuestión tan importante como es la defensa de la identidad de Navarra y los marcos de referencia, el Amejoramiento y la Constitución», concluyó.